• YB

SECRETOS A VOCES

Una reunión inicial con uno de nuestros clientes resultó ser una verdadera situación por resolver, dentro de su solicitud solo querían abordar una actividad que promueva la lluvia de ideas para el lanzamiento de un nuevo evento para atraer clientes, antes de proponerles una dinámica que tenga resultados temporales, preferimos establecer una breve charla con los lideres de cada sector para conocer porque hasta ahora esas ideas no fluían espontáneamente. Al conversar con uno de estos, pudimos obtener información relacionada a eventos pasados donde proponían ideas y nunca eran consideradas, otro empleado a su vez comentó que habían dejado de participar porque siempre se encaraba todo pero luego no se contaba con el apoyo gerencial para ejecutarlo. Entonces, ¿Los empleados no proponían o no era un lugar para proponer?



Con frecuencia, la mirada del tren directivo coincide en que todos deben estar felices porque no hay rumores que demuestren lo contrario, no obstante, cuando de encuestas de clima organizacional se trata, algunos temas empiezan a surgir demandando atención por parte de los directivos y acciones desde las gerencias de recursos humanos (en caso de existir).


Un tema nada fácil de abordar cuando a emociones y personalidades diferentes se refiere, ¿Se puede considerar que el silencio entre pasillo se trata de un ambiente laboral bajo control?, ¿Realmente

se puede medir la felicidad de nuestros trabajadores?