• EB

¿Y DESPUÉS DE UNA ENTREVISTA?


Como candidato, después de asistir a una entrevista surgen miles de incertidumbres que pasamos por alto o simplemente no consideramos oportuno consultar. Lo cierto es que es difícil mantenerse a la espera de esa respuesta sin saber si el puesto será tuyo, más si llevas ya algo de tiempo en la búsqueda.


Esto es más común de lo que crees y normalmente es gracias a los nervios, ya que por lo general ante una situación de evaluación, se está más concentrado en responder correctamente cada pregunta que despejar las dudas que se presentan.

Algunas de las preguntas que suelen hacerse los candidatos son:

  • ¿Habré estado bien?

  • ¿Me llamarán de nuevo?

  • ¿Habré omitido algún detalle de mi perfil profesional?

  • ¿Cómo sigue el proceso?


Podés consultar estas u otra pregunta que pueda surgir en lo sucesivo a la primera entrevista. Lo importante, es que tengas en cuenta que un proceso de selección tiene una duración aproximada de 2 a 3 semanas promedio y que al menos 3 candidatos participan en simultáneo en una misma oferta; dándole la opción a la empresa de seleccionar de ahí al más idóneo, por lo que puedes considerar que superado ese tiempo, el proceso no tiene la misma probabilidad de avance. Entonces, el momento oportuno para consultar es alrededor de la segunda semana desde tu entrevista, ya que con ese plazo podrá el selector tener la información que precisas con un margen de tiempo lógico.

De igual forma, toma en cuenta que cada empresa es distinta, por ello, lo que para una compañía puede suponer un proceso lento para otra es el tiempo ideal para llevar a cabo todo lo necesario en cuanto a la toma de decisión y demás trámites correspondientes.