• EB

TRES VUELTAS POR CASA

Su objetivo era catapultarse a corto plazo, lo intentaba cada día y buscaba todas las tendencias aplicadas en modelos de negocios similares para rescatar lo mejor e incorporarlo cuando antes, su emprendimiento se orientaba en la producción de artículos para cadena de tiendas revendedoras, era un buen producto pero aún cuando tocaba diferentes puertas no lograba aumentar el volumen de ventas que esperaba. ¿Qué más le faltaba por hacer? Fue su consulta a nosotros como mirada externa. Tras realizar un diagnóstico más específico le recomendamos, dar tres vueltas por casa.


Siendo un producto que ya se encontraba en calle, que contemplaba las oportunidades y amenazas había que replantearse las fortalezas y profundizar en las debilidades como complemento de su plan estratégico (DOFA).


Y es que, no podemos considerar que un emprendimiento será exitoso solo al considerar los aspectos externos necesarios; incluso tomando en cuenta ambos -internos y externos- no podemos confiarnos en su resultado, pues estos planes requieren un continuo replanteo o priorización de acuerdo al contexto en que nos encontremos en donde exista un plan detallado que incluya la mejora continua para su evolución.


Pero, ¿qué emprendedor no quiere hacer las cosas bien? En ocasiones este planteamiento viene acompañado de una lista de tareas que se suman a todo lo demás que ya hay por hacer con una doble responsabilidad, no perder de vista el objetivo de alcanzar las metas del negocio en medio de atender todo lo interno... ¡QUE RETO!