• EB

QUE PESADA ES MI JEFA

En una oportunidad, realizando una consultoría empresarial, una de las empleadas nos abordó y solicitó, si era posible manteniéndola en el anonimato, se evaluara el comportamiento que tenía la jefa del área. Su situación era descrita como "tengo el trabajo que buscaba y en la empresa que quería, pero la jefa lo arruina todo", desde nuestro alcance, con un poco de su ayuda indirecta, entablamos una reunión con los responsables para hacer posible una transformación en su estilo de liderazgo, detectando que la autoridad máxima de la empresa ignoraba el comportamiento de la líder porque: "Esta le era funcional", desafortunadamente, esta empleada terminó renunciando por desgaste y al poco tiempo esta jefa se le presentó otra oportunidad de un empleo el cual acepto.


En conclusión, todos perdieron!


Un líder negativo es una persona que, a pesar de tener un excelente perfil profesional y contar con los conocimientos necesarios para desempeñarse como jefe de área, mantiene constantemente una conducta que trasmite ansiedad y estrés, lo que ocasiona que los empleados solo estén esperando la hora de la salida. El resultado, empleados desmotivados, con bajo nivel de rendimiento e incluso una alta rotación porque no logran encontrar el mejor lugar para trabajar.


Algunas señales de alerta que debes evitar para no ser un jefe odiado:

  • Hostigar

  • Acosar

  • Burlar

  • Generar miedo

  • Gritar

  • Manipular

  • Humillar

  • Controlar excesivamente

  • Desmotivar

  • Criticar

  • Intimidar

  • Invadir


Y es que ser un buen líder no es más que la capacidad que tiene esa persona para desarrollar o potencializar las cualidades de cada integrante de su equipo de trabajo. En una empresa, el jefe es aquel que por su naturaleza lleva el cargo más alto, pero el líder es aquel que moviliza, motiva y marca la pauta, aun cuando, no necesariamente pueda estar ocupando la posición de jefe.

Ocupar un cargo de supervisión no es tarea fácil, porque además de la responsabilidad, el tiempo y el compromiso que se adquiere con la aceptación del puesto, se debe contar con ciertas cualidades para no solo ser “el jefe” sino también ser “el líder”.


En este sentido, la actitud que tienen algunos jefes puede marcar el resultado final impactando directamente en el clima laboral, la productividad y en el nivel de aporte del equipo.


Ahora bien, ¿Te has puesto a pensar como te ve tu grupo de trabajo?

¿Y ahora qué tipo de líder te gustaría ser?

Brindamos acompañamiento especializado para precisar los problemas de la empresa, analizamos diferentes opciones para resolverlos. CONSULTA SIN CARGO

También podría interesarte:

¿SOY UN BUEN LÍDER?

FUGA DE TALENTO

LA DELGADA LÍNEA

SECRETOS A VOCES

TRES VUELTAS POR CASA

#Supervisar #Gerencia #Lider #liderazgo