• EB

¡EMPLEADO NEGATIVO!

Dentro de una empresa de servicios bancarios para la cual realizábamos trabajos de consultoría, se presentaba una situación en el tiempo, había un empleado negativo! Ese empleado que contaba con mayor liderazgo que el propio jefe gracias a que usaba información sensible de la compañía para sumar seguidores, ese empleado que boicoteaba todas las actividades que se diseñaban para contrarrestar su popularidad y que transformaba casi inmediatamente a un nuevo ingreso en empleado negativo.


Casi sin notarlo, todos los esfuerzos del área de recursos humanos se volcaba en este empleado, que contrario a lo que esperaban, cada vez empeoraba. Considerando que se trataba de una insatisfacción por no haber ascendido en la estructura de la empresa pese al tiempo de antigüedad, fue ascendido y reconocido. Hecho que solo alimentó su actitud.


Nuestra pregunta fue: ¿Y por qué refuerzan su conducta?

En ese momento notaron que exactamente los que nos contrataron contribuían a que esa situación se presentara, perteneciendo de forma indirecta a la cadena de acciones de un empleado pues para que una situación negativa se presente en el tiempo inevitablemente se evidencia como patrón Victima- Victimario.

A este tipo de trabajadores se les hace fácil imponer su manera de actuar, que si bien es negativa, el resto del grupo lo adopta como cultura propia de supervivencia o pauta para sencillamente evitar el contacto, todo esto como círculo vicioso de cultura interna.



Por ejemplo: Un empleado que llega a su l